dejanos tu comentario
Facebook de Castelar DigitalTwitter de Castelar DigitalCanal de Youtube de Castelar Digital
premio CADUCEO 2014
Acceso Usuarios Registrados

Página de inicio de Castelar Digital, tu barrio en Internet
Noticias de otro color
Emprendedores de zona oeste
Notas deprtivas de zona oeste
Anecdotas de nuestra ciudad, Castelar
Rincón literario, espacio de expresión de nuestros vecinos
Fotos de Castelar, el barrio, su historia, eventos.
La ciudad de Castelar

Agenda de actividades culturales
Artista invitado
Artistas de Castelar
Talleres y actividades zonales en Castelar, Morón e Ituzaingó

Guía de comercios de Castelar
Información útil
Mercado Castelar - Comprá y vendé en Castelar
La Noche - Boliches, bares, pubs, restaurants, hoteles alojamiento
Comercio con servicio de delivery en Zona Oeste
Remis
Charters y combis del oeste
Hospitales
Bomberos
Farmacias de turno
Policia
Guia de comercios de Rapipago en Castelar
Guia de comercios de Bapro Pagos en Castelar
Guia de comercios de Pago Facil en Castelar
Escuelas en Castelar




Acronix - Diseño Gráfico

Sonrisas Solidarias: “vení, participá, incliná la balanza”

Publicado: 31/01/2017


La Asociación Civil Solidaria más importante de Castelar abrió las puertas de su sede para contarle las novedades y proyectos a Castelar Digital.

Varios años, muchas misiones y un sinfín de manos y sonrisas, se vivieron y transcurrieron desde que la asociación solidaria de Castelar comenzó a dar sus primeros pasos. Sonrisas Solidarias nació en el 2011 con la voluntad de un pequeño grupo de vecinos que quiso dar su aporte para cambiar la realidad de quienes más necesitaban. Primero con acciones aisladas y respondiendo a necesidades urgentes y particulares. Luego, planificando misiones y acciones concretas en las que se involucraron cientos de vecinos.
 
Manos que se suman y entre todos buscan cambiar el sentido en que se tuerce la balanza. “En el 2011 éramos un grupo de amigos que hacía festivales, acciones de manera presencial, con acción, pero en base a lo que se iba presentando, no teníamos un plan de acción. Conocimos distintos casos y accionamos para lograr objetivos”, explicó a Castelar Digital, Lucas Marasa, miembro de Sonrisas Solidarias.

Desde aquellos comienzos tímidos y dificultosos a hoy transcurrieron muchas misiones y esfuerzos, algunas de ellas fueron nota en este portal y se pueden visitar sus historias y sacrificios. (Ver: llenando de sonrisas todo Castelar; De los vecinos de Castelar a los damnificados de La Plata; Sonrisas en el camino; Cuando la unión hace la fuerza; entre otras). Pero el momento de la improvisación, efusividad y respuesta dio lugar a la organización, previsibilidad y trabajo sin perder de vista la solidaridad y la comunidad. “En octubre de 2012 un grupo de 17 personas decide firmar un estatuto para presentarlo ante la Inspección General de Justicia de Capital para formar una asociación civil sin fines de lucro. En abril de 2014 nos dan el estatuto aprobado por la IGJ, nos autorizaba a trabajar. Desde entonces la comisión siguió trabajando con el marco legal, llevando nuestro nombre a distintas instituciones y acciones. Nuestro objetivo es que se conozca la asociación y no nosotros mismos. El lema es que la bandera es solidaria.”

La personería jurídica transformó a Sonrisas Solidarias en la ONG solidaria más importante de Castelar con un objetivo claro: ayudar a quiénes más lo necesitan. “Ser una institución reconocida por la justicia, con el estatuto aprobado, nos permite crecer, hemos trabajado siempre sin necesidad de contar con lo económico. Toda actividad solidaria se puede realizar de muchas maneras, todos llevan una gaseosa y un paquete de galletitas y cumpliste el objetivo. Pero si vas a La Serenísima a pedirle leche, te dice que necesita una institución que esté registrada para hacer la donación o el aporte. El voluntariado es antieconómico, pero que obviamente la sintonía no es la economía, sino que las devoluciones son otras, imperceptibles, y te llena”, explicó el vecino.

“El registro de la Asociación Civil lo hicimos con seriedad y transparencia. Nosotros estábamos seguros de que éramos netamente transparentes, pero queríamos demostrarlo con un estatuto, con un estudio contable que audite nuestros libros, sabiendo que nuestro manejo económico es impecable y se demostró en el tiempo. Creamos esta institución para darle un salto cualitativo a aquel grupo que en ese momento estaba con mucha intención. Los tiempos eran otros, los proyectos eran otros, pero nos unían las ganas de devolver un poco al que menos tiene, inclinar un poco la balanza para que sea más equitativa y ser el nexo entre el que quería ayudar y el que necesitaba una acción solidaria. Lo que pasó en la plaza seca, en el 2012 por las inundaciones en La Plata, si bien no teníamos un marco jurídico, fue la acción más importante: estábamos en la plaza seca de Castelar con tablones largos con gente inventariando ropa… y recibíamos comentarios del nivel de ‘esto no sucede desde Malvinas’. Cuando fuimos a La Plata a llevar todo nos encontramos con mucho manejo político, pero nosotros pudimos ingresar a los barrios y fue muy bueno. Vimos a la gente, que era como la de Castelar, porque fue como si se inundara Carlos Casares y Arias. Y nos decían que todos creían que por ser de clase media iban a comprar todo lo que habían perdido a un ‘Plaza Oeste’. Y la verdad que no, no podían reponer  todo lo de su casa de una. No tenían dentífrico, cepillos de dientes, ni cosas básicas siquiera. Primero venían por las bolsas enteras, pero después se organizaban y estábamos nosotros en el medio. Siempre estábamos nosotros presentes, quizás no en el lugar más afectado, pero sí el más olvidado.

La Matanza, como La Plata, fueron grandes aprendizajes sobre el valor de la acción, el respeto al nombre. El acompañamiento que tuvieron- cualquiera que haya estado cerca lo puede confirmar, eran los chicos de Sonrisas Solidarias los que estaban ahí”, completó Marasa.
La ahora ONG se ha puesto metas claras. Seguir respondiendo a los sucesos y necesidades inmediatas pero también llevar adelante propuestas que apunten directamente a la sociedad más que a la solidaridad. Contar con una sede propia les permitió concretar talleres y tener un punto de encuentro formal para ellos mismos y dónde también recibir donaciones.

La Asociación Civil tiene su sede en la calle Mitre a pocas cuadras de la estación de Castelar. Una típica casa de estilo americano alberga en su interior a los miembros de la ONG. Parte del crecimiento de Sonrisas se plasmó en la consecución de las Comisiones Directivas. Sonrisas superó entonces a sus fundadores y no se limitó a las ideas y objetivos de los primeros voluntarios.

“En un municipio tenés el gobierno, la iglesia, la comisaría y una institución solidaria. Bueno, ahí estamos nosotros. En ese momento era un ideal, ahora es una confirmación, por la confianza que nos tienen los vecinos”, señalaron los voluntarios.

La sede le permitió a la ONG realizar talleres. Los primeros fueron de tejidos y amigurumis, de fotografía y otros brindados por vecinos y miembros de la Asociación Civil. Contar con el espacio les permite abrirse a cualquier propuesta y proyectar hacia el 2017 la posibilidad de otros talleres y cursos, siempre orientados al fin social, no sólo por las enseñanzas brindadas sino también por convertirse la sede en el punto de reunión, sostén y encuentro de muchos vecinos.

Desde sus comienzos son muchos los voluntarios que formaron parte de Sonrisas Solidarias, durante el 2016 se formalizó una nueva Comisión directiva y Castelar Digital pudo charlar con los miembros que llevarán la responsabilidad de concretar los objetivos y deseos de la ONG: “Arranqué hace tres años. Vine con dos bolsas, porque una amiga estaba en Sonrisas. Lucas me preguntó  ‘¿podes quedarte a envolverlas?’, y me quedé envolviendo bolsas navideñas”, explicó Lucía y continuó, “No fui a esa misión, pero quedé en contacto. Cuando te das cuentas que podés entrar, entendés que no es solo un ‘ellos’. Lo veo más abierto hoy a eso. Entonces empecé el voluntariado, primero apoyo escolar y festejos en los comedores y ya después me sumé en las misiones”.

“Los conocí en la plaza en medio de una feria Castelar Re Unidos. Lucas me saludó, yo no sabía qué era Sonrisas, estaba con mi puestito, pero empezamos a hablar… La cuestión es que terminamos organizando diez ferias ininterrumpidamente todos los meses, en la plaza de los españoles y nos fue muy bien, estaba metida en Sonrisas sin darme cuentas”, rememoró Ana. “Fueron un éxito las Ferias,  que decidimos interrumpir cuando empezó a tallar la política. Nos pedían cosas partidarias que no estábamos dispuestos a conceder en una feria de  todos y para todos. Entonces dimos inicio al  taller de tejido. El 2015 fue muy exitoso, la cuestión era empezar a tejer. Si una persona no sabía, le enseñábamos, pero queríamos un objetivo. Surgió así hacer mantas para gente en situación de calle. La verdad es que en el taller aparecen dos variables. Lo solidario: tejimos 100 mantas de bebé, que fueron a Neonatología del Hospital de Morón y a mamás en situaciones vulnerables. Y la otra variable es la gente que se encuentra a tejer. Cuentan que estaban solas y acá encontraron un lugar donde se sienten queridas. Tienen su espacio. Tejan u ovillen o ceben mate, todas tienen un lugar”, completó

Lucia también forma parte de la nueva comisión directiva: “Estar en Sonrisas es una vida paralela. Significa tanto como la vida misma. Hacemos muchas actividades, mucho tiempo tenemos invertido acá y hace bien. Saber que podés formar parte y poder tomar decisiones importantes, tenés la posibilidad de estar un pasito adelante y generar cosas. Que venga un señor y te pregunte ‘¿Qué estás haciendo?’, le decís que sos de esta ONG y te dice, ‘los conozco, los felicito!’ Es muy lindo que te lo digan y decís ´qué bueno que estoy haciendo esto´ y con el plus de estar acompañada con gente que quiero un montón”.

“Los conocí para el tornado”, señaló Yanina, “con mi familia ayudábamos en un comedor en Hurlingham que cerró, y me sentí frustrada, y una amiga que estaba acá me dijo de acercarme y consultar. Así me sumé a las actividades del día del niño que Sonrisas hizo en los comedores y de ahi me quedé en el grupo. Seguimos armando distintas actividades de recreación, fuimos perfeccionando las actividades. Sumamos apoyo escolar, un taller que hacíamos con los chicos, las mamás, y un grupo de psicólogas. Sonrisas significa parte de mi vida. Significa mejorar mi calidad de vida, ayuda mucho a tener otra visión, a ser más agradeció a la vida, a no dar todo por sentado. Muchas veces uno se lleva más de lo que da en estas cuestiones”.

Las impresiones personales son compartidas. Ante las consultas de Castelar Digital cada voluntario describió sus propias sensaciones, los demás mientras escuchaban en silencio asentían cada expresión entendiendo que la compartían: “ingresé hace poco a esta comisión”, señaló Emanuel, “hace un tiempo largo que era voluntario. Pero ingresar a la comisión me resultaba difícil. Creía que no ingresar a Sonrisas era por no poder dar el 100 por ciento de lo que uno tiene para dar. Lucas me terminó convenciendo de que ingrese porque el porcentaje que tuviese yo para dar iba a ser suficiente. Y ahí me di cuenta que es verdad, no es necesario comprometerse el 100 por ciento de tu vida, porque uno tiene laburo, tiene problemas, obligaciones, y a veces se hace complicado. Pero cuando te das cuenta que ese 10 por ciento vale más que el otro 90, que vos hacés cotidianamente, te llena muchísimo más. Lo que hacés ayuda a un montón de gente: una necesidad que ves a diario,  no hay que darle la espalda. Hay que ayudar y siempre es más fácil cuando te encontrás con gente así -que no la encontrás con facilidad-  se te unen en el camino y te enseñan, te aguantan, te contienen, es espectacular estar con ellos”.

Estela también forma parte de la Comisión directiva: “Si tuviese que resumir, Sonrisas es amor, porque cada misión es amor y me sigo emocionando. Porque adentro de cada cajita, cada bolsa, hay amor de chicos que van a compartir con otros chicos y es anónimo, las cajas no tienen nombre. Ver esta fuerza de estos chicos, es algo que me gratifica enormemente, esto es amor, no hay otra palabra”.

Las misiones y necesidades se suceden. Con sede, personería jurídica, comisión directiva nueva y muchos vecinos colaborando, Sonrisas Solidarias planea un 2017 colmado de retos y solidaridad. “Desde lo institucional creo que llegamos al lugar donde queremos estar para dar el impulso cualitativo, no en cantidad sino de calidad. El paso del tiempo no sólo logra que los objetivos se cumplan sino que haya por lo menos un cambio como ese granito de arena. No vamos a cambiar el mundo, no vamos a cambiar la realidad de una persona, pero si vamos a cambiar la realidad del momento donde estemos, por medio de un evento, un paty, un abrazo o un dentífrico. Que Sonrisas convoque gente, esta comisión va a poder transmitir este mensaje, tan fuerte, que es: vení, sentate, participá, colaborá, incliná la balanza… eso es un logro que desde lo personal lo llevo muy adentro con mucha alegría”, destacó uno de los integrantes.

“En Sonrisas va a haber en un mismo equipo de trabajo, dos ramas, dos raíces que van a echar más raíces, va a haber una diferenciación social y solidaria. Por un lado un equipo de trabajo que siga con comedores, tratando de encontrar una vuelta al asistencialismo, para cortar con eso. Hay que encontrarle modos, alternativas  y  herramientas. Y después por otro lado tenemos que volver a la plaza, la gente extraña eso, estamos muy contentos con que otras ONG organicen cosas en las plazas, como SOS voluntarios, o Calles Solidarias. Queremos que haya muchos food trucks con muchas luces. Nos extrañan las ferias de Castelar Re Unidos. Pero con otro marco institucional vamos a volver a las plazas fuertemente, vamos a hacer una patyneada, una bicicleteada, veremos qué podemos hacer en el polideportivo para que todo sea una red. Mi mensaje es ese, vamos por un Sonrisas social y solidario, con mucha presencia. El nombre hay que llevarlo porque es importante, pero nuestras remeras dicen ‘todos somos sonrisas’, todos somos voluntarios, no dice ni gerente, ni fundador, ni nada. Somos parte de una misma remera gigante. Lograr que una persona salga de jugar al solitario en una PC, salir de mirar el noticiero o vivir con un tono gris, y que encuentre color en algún lado, eso también es solidaridad, además de una cuestión social. Desde mi lado hablando por Sonrisas toda, ese es el objetivo para 2017”, explicó Lucas Marasa y finalizó, “acá vas a escuchar el Nosotros, aparece todo el tiempo, para construir, para armar, para nuclear, esa es la idea. Las carencias, las vimos. Nosotros no podemos solucionarle los problemas a todos pero si podemos intentar armar algo para encausar a esa persona. Es la diferencia entre hacer asistencialismo y ayudar. Hay que hacer algo más. Nos involucramos un poco más, no nos quedamos sólo con lo que damos porque si no aparece esto de ‘doy lo que me sobra’. Cambiar ese esquema en Castelar es muy difícil, se hace construyendo la relación uno a uno. Yo cambio la relación con él y él con otro, y así se forma una red. Así se teje. Esta es la red, la comunidad es esto, poder armar comunidad es saber que hay una red que nos sostiene, no dejar lo solidario pero no distraernos de lo social, entonces después lo social tiene sentido. No doy lo que me sobra, si no lo que puedo compartir con otro”.

Sonrisas Solidarias tiene su sede en Bartolomé Mitre 2115, Castelar Sur. Para más información se puede contactar a la ONG en su perfil de Facebook: facebook.com/sonrisassolidarias

Entrevista: Gabriel Colonna
Redacción: Leandro Fernandez Vivas

lecturas me gusta no me gusta Imprimir Recomendar

2322

0

0

71

0







Cometarios de nuestros lectores

Registrate! y dejanos aquí tus comentarios, opiniones y anécdotas en relación a las notas publicadas.


Libro de Visitas
 



 

GAMA Fotografía
Notas de Castelar

Jaque mate al aburrimiento

Jaque mate al aburrimientoClases abiertas de ajedrez todos los sábados y domingos de 18 a 22 hs. en la plaza San Martín.

Colectivo poético teatral “VUELOS” celebra 15 años

Colectivo poético teatral “VUELOS” celebra 15  añosConversamos con Ciela Asad y Maia Luz Zaballa. Un repaso por su arte, por su método kuvera y por los festejos de Vuelos que coparán el Club Mariano Moreno.



Copyright © 2004 - 2016 Acronix Digital Solutions. Todos los derechos reservados.

Castelar, Castelar Digital, En Castelar, Castelar Nuestro Lugar, Mi Castelar, Castelar Hoy, Castelar Web, Oeste, Zona Oeste, Noticias de Castelar, Mi Castelar, Ituzaingó, Morón, Moron, Comercios, Guía, Guia Comercial, Empresas, Remis, Farmacias, Nuestro Lugar, Cercano Oeste, Oestiario, Castelar Bus, Castelar Magazzine, La ciudad de Castelar, Wikipedia Castelar, Partido de Morón, Facebook Castelar Digital