19/10/2018 - Antonella Fernández presentó su arte en África

La tanguera de Castelar abrió la Cumbre Mundial del Tango en la ciudad española de Melilla. Se trata de un festival dedicado a la música rioplatense pero que se realiza en el norte de África, de cara al Mediterráneo. “Estoy feliz, lo más importante es dejar huella”, contó a Castelar Digital minutos antes de representar a la ciudad en el encuentro.

Una manito pequeña rosó las cuerdas. El abuelo, quien jugando le mostró la guitarra, nunca imaginó que aquel primer contacto, con apenas un puñado de años de edad, marcarían el destino y la vocación de Antonella Fernández. Miles de quilómetros separan  la ciudad española de Melilla, ubicada en el norte de África, de aquel patio familiar donde, de bebé, escuchó los primeros tangos.

Invitada especialmente, la cantante y vecina abrió la onceaba edición de la Cumbre Mundial de Tango, un festival que reúne a cantantes, músicos, bailarines y otros artista de distintos puntos del mundo. Antonella Fernández representa a Castelar y participará con referentes de pueblos tan distintos como Medellín, Colombia; Granada, España; Arhus, Dinamarca; Seinajoki, Finlandia; entre muchos otros.
“Mis expectativas son altísimas ¡Estoy feliz! Lo más importante es dejar huella, de eso se trata. Hago la apertura, una joven y mujer en el género del tango que le den ese lugar es marcar algo fuerte y lo llevo con responsabilidad, espero hacer historia”, señaló la cantante a Castelar Digital a poco después de descender del avión que la llevó a España.

El festival comenzó el 18 de octubre y se extenderá hasta el 28. Serán diez días dedicados al tango y el arte bajo el lema “El Tango convoca ciudades”, cuenta con el apoyo y la subvención de la Viceconsejería de Festejos del gobierno de la Ciudad Autónoma de Melilla y tendrá representantes de 35 países.



Antonella Fernández lleva varios palmares en su trayectoria y fue uno de los más recientes el que le permitió sumarse a este festival, en 2016 ganó el popular Festival de La Falda y este año todos los ganadores realizaron un evento para re encontrarse: “en ese encuentro estaba Diego Rivarola, que está en la organización, me vio cantar y le gustó. En un viaje a Granada consiguió la invitación y cuando volvió, después de un show me dio la carta en mano”.

“Me invitaron por la originalidad y la calidad de mi trayectoria, corta pero muy enriquecedora en relación al tango”, explicó la artista. Antonella Fernández conoce las tablas de los escenarios de todo el país y desde su infancia, su voz y dedicación la llevaron a compartir canciones con artistas de la talla de Horacio Guarany, Juanjo Domínguez, Chaqueño Palavecino, Cacho Castaña y Hugo Marcel. Ha brillado en festivales como el de Baradero, el de Cosquín, el de Necochea y el de Olavarría siendo la primera cantante de tango en 15 años de festival. Su historia, su desarrollo y como llegó a los escenarios del mundo se cuenta en la entrevista que Castelar Digital le realizó en 2016 (Ver: Antonella Fernández: “Hay que ser valiente para dedicarse a la música” ).

En esta ocasión fue el teatro Kursaal quien recibió a la vecina junto a las presentaciones de los locales Chek to Chek, la Compañía de Danza El Candombé, también de Argentina, y el español Osvaldo Jiménez. Fernández interpretó algunos clásicos de su repertorio, canciones de Ástor Piazzolla, Horacio Ferrer, Mariano Mores y Eladia Blázquez, acompañada por la guitarra de Javier Díaz González. “Es mi primera vez en África, en Melilla. Después de la presentación cruzaremos el Mediterráneo y vamos a estar haciendo gira por Valencia, Praga, Berlín, Bruselas, París… estoy súper feliz!”, finalizó la artista.

Entrevista: Gabriel Colonna
Redacción Leandro Fernandez Vivas