12/04/2017 - ¨Beneficios del cobre en la piel¨ por Cristina Oriola

El cobre se encuentra naturalmente en las rocas, en la tierra, agua y en algunos alimentos. Este oligoelemento, esencial para el buen funcionamiento celular, es uno de los tantos minerales presentes en nuestro organismo, de suma importancia en el metabolismo para nutrir nuestro sistema inmunológico, colaborando en la formación de glóbulos rojos; interviene en la renovación celular y la estimulación cutánea.

Cleopatra, quien fuera  reina de Egipto; se destacó y trascendió a la historia por ser una de las mujeres más hermosas e irresistibles  de su época. Era famosa  por los cuidados que daba a su cuerpo y su piel; y solía utilizar metales y otras sustancias derivadas de la naturaleza para lograr la tan ansiada “eterna juventud”; si bien fue reina siendo muy joven, (tenía 18 años) ya utilizaba los elementos más exóticos para lucir siempre bella; incluso acostumbraba tomar baños de leche, y con los metales elaboraba sus cosméticos: usaba oro y polvo de cobre en sus cremas y ungüentos. En la antigüedad acostumbraban experimentar con metales, minerales, frutas, hierbas, y otros elementos derivados de la naturaleza, para el cuidado de su cuerpo.

Hoy, la ciencia ha descubierto que el cobre genera en nuestro organismo la TIROSINA, que influye en la pigmentación de la piel y el cabello, y es de suma importancia en la producción de elastina y colágeno (ambos generan  flexibilidad y sostienen la dermis firme). También por tener propiedades antimicóticas y antibacterianas, favorece la cicatrización de la piel.

Los laboratorios de productos cosméticos -siempre avanzando en el desarrollo de nuevos productos para mantener la piel fresca, tersa, y revertir los procesos del envejecimiento- han incorporado el cobre en muchas de sus fórmulas en la fabricación de cremas, lociones y mascarillas, y se ha observado que se logran excelentes resultados, colaborando a frenar los daños producidos por el sol y el paso de los años y producen un efecto antioxidante y antiage.

Por todo esto,  y siempre investigando e interiorizándome de lo más novedoso y eficaz para  brindar a mis pacientes lo mejor; estoy ofreciendo un tratamiento shock  antiage;  donde combino junto con una limpieza profunda, punta de diamante y radiofrecuencia, una mascarilla de cobre combinado con idebenona (sustancia antioxidante). Esta mascarilla se aplica durante unos 15 a 20 minutos, y se culmina la sesión con un sérum y una crema hidratante. La piel se vuelve tersa, elástica y luminosa. Ya desde la primera vez que se utiliza se puede notar la mejoría en el cutis;  y terminado el tratamiento los resultados son sorprendentes. Siempre se aconseja repetir una sesión de mantenimiento aproximadamente una vez por mes.

Yo invito a todas las chicas que lean ésta nota, que me llamen para pedir un turno y puedan comprobar personalmente los beneficios del cobre en su piel.

Cristina Oriola cosmetóloga
MN: 24201/2015
Cel. 11-6852-9332
Facebook: Cris Oriola Cosmetóloga