dejanos tu comentario
Facebook de Castelar DigitalTwitter de Castelar DigitalCanal de Youtube de Castelar Digital
premio CADUCEO 2014
Acceso Usuarios Registrados

Página de inicio de Castelar Digital, tu barrio en Internet
Noticias de otro color
Emprendedores de zona oeste
Notas deprtivas de zona oeste
Anecdotas de nuestra ciudad, Castelar
Rincón literario, espacio de expresión de nuestros vecinos
Fotos de Castelar, el barrio, su historia, eventos.
La ciudad de Castelar

Agenda de actividades culturales
Artista invitado
Artistas de Castelar
Talleres y actividades zonales en Castelar, Morón e Ituzaingó

Guía de comercios de Castelar
Información útil
Mercado Castelar - Comprá y vendé en Castelar
La Noche - Boliches, bares, pubs, restaurants, hoteles alojamiento
Comercio con servicio de delivery en Zona Oeste
Remis
Charters y combis del oeste
Hospitales
Bomberos
Farmacias de turno
Policia
Guia de comercios de Rapipago en Castelar
Guia de comercios de Bapro Pagos en Castelar
Guia de comercios de Pago Facil en Castelar
Escuelas en Castelar




Acronix - Diseño Gráfico

Especial: Gloster, terror en Castelar

Publicado: 10/03/2010


Luego de disfrutar de la espectacular exhibición aérea llevada a cabo en la Base de Morón, recordamos aquella trágica jornada de hace 52 años.

Este fue un evento en la historia de Castelar que, aunque muchos jóvenes desconozcan, estará siempre en la memoria de la ciudad. Tanto es así, que en muchas de las entrevistas que llevamos a cabo, se lo menciona como una mañana fatídica e inolvidable. Gente como la de San Remo y Modas Alessandra, fueron algunos de los que trajeron a colación la historia y generaron la intriga en nosotros, que investigamos y gracias a la colaboración con otros medios, armamos esta nota.

Un 10 de marzo como hoy, pero del año 1958 comenzaba el ciclo lectivo en la provincia de Buenos Aires. Eran las 11.45 cuando en la escuela número 17 todos los alumnos se encontraban formados cantando a la bandera, en quince minutos el turno mañana se iría de la escuela para dar paso al turno tarde que ingresaría a la una. En ese mismo momento en la -por ese entonces- Séptima Brigada Aérea de Morón, distante a no más de diez cuadras, un avión caza a reacción Gloster Meteor IV abandonaba la pista con sus dos turbinas en máxima potencia.

Cien Gloster Meteor habían sido entregados por Inglaterra en 1947 como parte de pago por las deudas que había contraído durante la segunda guerra mundial cuando Argentina lo proveía de alimentos y materias primas. Eran aviones que poco se habían utilizado en la contienda europea y que en estas latitudes convertían a la aeronáutica argentina en la más poderosa de la región, aunque para 1958 ya mostraban sus flaquezas y fatigas.

Inés, una testigo relata “Estaba aquél día en la Escuela 17 cuando desde el patio de la escuela veíamos el humo. Escuché el comentario de las maestras. Y con mis 7 años, advertí que el accidente había sido de gran magnitud. Fué un saldo lamentable, en nuestra memoria infantil quedó grabado un recuerdo gris, de aquél inicio de clase. Algunos niños quedaron con secuelas severas, físicas y psicológicas. La Plaza Belgrano fué el escenario, de algo que podría haber sido mucho más grave si se hubiese tratado de la salida de turno escolar. A pesar de la magnitud del accidente, muchos atribuyen la mano intercesora de Dios para que no fuese algo más dramático aún..., considerando que a la Escuela 17 de Castelar asistían cientos de alumnos”.
Otro testigo, Eduardo Vedani cuenta: “Yo fui testigo del accidente. Vivíamos a la vuelta en la calle Laferrere. Tenía 7 años y jugaba en el jardín de mi casa cuando tembló el piso con la explosión. Corrí a ver y viví un espectáculo dantesco que quedó en mi retina para toda la vida. Está grabado en mi disco duro. Habré llegado al sitio a unos tres minutos de ocurrido, llamas por todos lados, casas destrozadas, cuerpos etc.”

Algunos dicen que el piloto quiso realizar un tonel estando aún a poca altura, otros que hubo una explosión y un incendio en pleno vuelo a pocos segundos del despegue. Sucedió que aquel día de 1958 el piloto Cesar Raúl Piñón, del Grupo Caza Interceptora, a poco de haber despegado de la Base Aérea de Morón con un avión Gloster Meteor., perdió altura y cayó en la esquina de Av. Libertador y Maisón, impactando contra dos casas. La nave destruyó el primer piso de una de las viviendas -donde quedaron el fuselaje y un ala- y continuó su recorrido en llamas a lo largo de tres cuadras, incendiando otras casas hasta detenerse en la esquina de Maisón y Dardo Rocha.
Existen dos hipótesis sobre el accidente: se habló de una falla en las turbinas y de una acrobacia arriesgada por parte del piloto, lo que generó que el avión perdiera altura y se estrellara. Hasta el día de hoy se desconocen las causas reales que provocaron la caída del Gloster Meteor.
Horacio fue otro de los que presencio la escena y recuerda: “Primer día, primero inferior, mi hermano Carlos, sexto. Por salir. Había caído un avión. Con siete años pensaba: cayó en la esquina, ¿como llegamos a casa? Lloraba. Mi padre se entero, vino a buscarnos, salimos por atrás. A los lados de casa había terrenos, vinieron soldados (colimbas) a limpiar, llevar todo lo que encontraran del avión. Mi madre nos daba mate cosido y algo para comer. La ligustrina, del lado de la calle Maisón se quemo. Nos enteramos de la gente que había muerto, de una niña a la que el avión le corto la pierna, Olivera. También de un chico que estaba en la librería de Speratti y salio a buscar la bicicleta que la dejo en el cordón .Arrazo tres cuadras , mi padre vio un tronco prendido fuego, resultó ser la mujer de Aron un amigo .Casa de los Elizondo un pedazo del avión perforo una pared de 30 centímetros , otra de 15.Veinte minutos mas tarde podría haber sido peor, chicos saliendo, madres esperándolos”.

Alrededor de 15 personas fallecieron en el accidente, entre chicos de la escuela y vecinos. Personal de Fuerza Aérea cerró rápidamente el lugar, limpiaron el área aunque los medios de prensa del momento lograron realizar algunas capturas.
La comunidad de Castelar comenzó a movilizarse y reclamó que se suspendieran los vuelos militares sobre las zonas pobladas, organizando, a los pocos días, una colecta para asistir a las familias de las víctimas. Como consecuencia de las manifestaciones vecinales, la Fuerza Aérea dispuso que, a partir de entonces, las máquinas despegaran en dirección a zonas que estaban despobladas.

La historia ha sido recreada en el cuento ‘Nafta de avión y aceite quemado’, del periodista Leandro Fernández Vivas: “A los chicos los velaron en la escuela, no había dónde llevarlos y eran muchos, las mujeres más viejas del barrio decían que era demasiada pena para que esté toda junta, que tenían que velarlos por separado. Y capaz que tenían razón porque empezó a llover mucho ese día. Llovió mucho, y como era calle de tierra no los podían llevar, era como si el cielo se sintiera culpable porque uno de sus habitantes, un avión, haya causado tanto dolor”
Después de este accidente los aviones Gloster Meteor , fueron destinados a la Base Aérea Militar de Tandil, hoy V Brigada Aérea, en las que se encuentran máquinas como los Mirage y Dagger que combatieron en Malvinas
Actualmente en la plaza Belgrano, a una cuadra de la escuela, se erige un monumento recordando a las victimas del accidente. La base fue trasladada a comienzos de los noventa hacia José C. Paz, el cineasta y vecino Ricardo Comeglio realizó un documental en 1999 con los testimonios, y el Municipio de Morón todos los años lo recuerda.

Fuentes:
 24Con Conurbano Online - www.24con.com - Nota de Leandro Fernandez Vivas
 Diario La Nación - www.lanacion.com - Nota de Gabriela Miño
 Fotos: Gentileza del Instituto Histótico de Morón, Diario La Nación y 24Con Conurbano Online.

lecturas me gusta no me gusta Imprimir Recomendar

9341

0

0

1255

2







Cometarios de nuestros lectores

Registrate! y dejanos aquí tus comentarios, opiniones y anécdotas en relación a las notas publicadas.


Libro de Visitas
 

1



Lunes 21 de Julio de 2014 - 22:25 hs

Usuario: Rodolfo Fernandez

Localidad: Castelar

Comentario: Estudié en el Industrial Jorge Newbery de Villa Luzuriaga y, siempre se comentaba, que las turbinas del Gloster del accidente habían sido donadas al colegio por la Fuerza Aérea. Una había sido cortada en secciones para fines didácticos y la otra estaba entera.
A lo mejor agrega algo a la nota.
Muy buenos reportajes.
Felicitaciones.
maromaji


 

1

GAMA Fotografía
Notas de Castelar

Sobreviviente del Graf Spee festejó sus 95 años en Castelar

Sobreviviente del Graf Spee festejó sus 95 años en Castelar La Batalla del Río de la Plata trajo la Segunda Guerra Mundial a las costas de Argentina en 1939. Un marino del buque insignia de la armada alemana contó a Castelar Digital la aventura de su vida. “Era un buque sorpresivo”, relató y recordó su vida en alta...

Eddy Lobato y el coro Vox Spei: “tarde o temprano vas a cantar”

Eddy Lobato y el coro Vox Spei: “tarde o temprano vas a cantar”El coro más representativo de Castelar y su directora cuentan a Castelar Digital cómo transformar las voces en música y hacerlas cantar durante más de 25 años. “



Copyright © 2004 - 2016 Acronix Digital Solutions. Todos los derechos reservados.

Castelar, Castelar Digital, En Castelar, Castelar Nuestro Lugar, Mi Castelar, Castelar Hoy, Castelar Web, Oeste, Zona Oeste, Noticias de Castelar, Mi Castelar, Ituzaingó, Morón, Moron, Comercios, Guía, Guia Comercial, Empresas, Remis, Farmacias, Nuestro Lugar, Cercano Oeste, Oestiario, Castelar Bus, Castelar Magazzine, La ciudad de Castelar, Wikipedia Castelar, Partido de Morón, Facebook Castelar Digital